La patrona capitulo 126 completo online dating Kl phone chat girl sex

Bajo el hueco en el techo de algunas salas, se han hallado montículos cónicos que llegan a alcanzar varios metros de altura, y que son producto de la acumulación de objetos arrojados por esa especie de chimenea.No se trata en este caso de actos accidentales, sino de una auténtica práctica cuya existencia es respaldada por diversos ejemplos.5 Cuando las cuevas de Pusilhá fueron exploradas por primera vez, se creyó que esos depósitos estaban compuestos por desechos, cómodamente eliminados.6 Más tarde, se pensó que se trataba de objetos utilizados durante ceremonias efectuadas en la superficie, y posteriormente rotos de manera accidental o deliberada (cuando se renovaban los objetos al final de un ciclo) antes de ser arrojados dentro del pozo de la cueva.

la patrona capitulo 126 completo online dating-19

La cueva, además de ser ocasionalmente un lugar de sepultura, es ante todo un lugar propicio para la práctica de las actividades rituales.

Así lo comprueban las construcciones, los vestigios abandonados y a veces destruidos durante una ceremonia, las ofrendas depositadas y, con menos frecuencia, las pinturas o los dibujos esbozados sobre las paredes de los túneles.

En el primer caso, se trata de un intento por evitar las inundaciones y el lodo en casa durante la temporada de lluvias; en el caso de los edificios políticos o religiosos, esa preocupación prosaica es suplida por motivos más nobles: una posición elevada impone respeto y marca una distancia respecto del mundo de los hombres, establece mayor cercanía con el mundo sobrenatural.

La planificación del centro alcanza diferentes niveles de elaboración según los sitios: Copán y Quiriguá, por ejemplo, presentan una distribución comparable, cuyos elementos esenciales son una acrópolis y una plaza principal.

Al instalarse, los mayas tomaban en cuenta la topografía, aprovechándola e incluso modificándola, como cuando disponían una serie de terrazas en el flanco de una colina, por ejemplo.

Este afán de elevación se hace patente, de manera más general, en el basamento obligatorio: no hay construcción alguna, por modesta que sea, que no esté sobrealzada (unos cuantos centímetros en el caso de una choza, varias decenas de metros en el caso de un templo).

Muy dispersas, evitando las zonas bajas fácilmente inundables, se encuentran por otra parte unidades habitacionales compuestas casi siempre por un número reducido de construcciones (entre dos y cinco), total o parcialmente realizadas en materiales perecederos y reunidas en torno a una plaza.

Si bien el corazón del centro urbano maya se halla fragmentado en varios grupos importantes, por lo general puede identificarse un grupo principal, que constituye la sede política y religiosa de la ciudad-Estado.

Por supuesto, todo edificio puede convertirse ocasionalmente en la sede de algún rito; por ejemplo, una vivienda puede dar cabida a un altar doméstico, pero su propósito principal sigue siendo residencial.

No ocurre así con las categorías que mencionaremos enseguida.

Dado lo anterior, las imágenes de autosacrificio y de música pueden remitir a ritos subterráneos o de superficie y debemos acudir a la arqueología para despejar nuestra incertidumbre.

Tags: , ,